RESEÑA HISTORICA

 

A mediados de 1953, llegamos a Tecomán, mi esposo, el Mayor Salvador Gallardo Ochoa y yo.  

 

Un buen día mi esposo me dijo: “me pasan una enramada en Boca de Pascuales, que dices ¿la tomamos?  Yo al momento acepté pues siempre me gustó vivir cerca de la naturaleza.

Pocos dias despues me subí al pasajero  con mis tres pequeños hijos y una canasta de mandado con cupo para 4 kilos.  Al llegar, me encontré con una rústica enramada con cupo para unas 50 personas que decía:   “LAS HAMACAS”.

 

Iniciamos trabajando con un solo mozo y una cocinera quién tenía la tarea de instruirme en la preparación de comida casera.  Lo que ella me enseñó, no funcionó.  No teníamos clientela.  Fue entonces que pensé que lo que la mayoría de las personas deseaban comer estando en la playa, era marisco.

 

Fue así como decidimos cambiar nuestro  menú de comida casera por platillos innovadores que en aquel tiempo no se preparaban en niguna otra parte de la región.

 

No pudimos haber hecho algo mejor!!! los nuevos platillos como los langostinos al mojo de ajo, los tacos de frijoles al carbon y la sopa de mariscos lograron conquistar los paladares de nuestros clientes y amigos quienes al pedirnos platillos especiales fueron haciendo crecer nuestro menú.

 

Algo que nos caracterizo a mi esposo y a mi fué el placer de servir y por ello logramos hacer un buen equipo.

 

El tenía su propia filosofía de la vida, era sociable, de buen carácter, bromista y conversador ameno por lo que atraía a clientes y amigos a quienes servía de anfitrión deleitándolos con los exquisitos manjares del mar que el  o yo preparábamos al gusto del cliente, claro está con nuestro especial sazón.

 

La personalidad del Mayor se complementaba con un poema del cual era autor, mismo que recitaban en especial cuando traía unos whiskys encima y alguien por primera vez visitaba el restaurante y pedía conocerlo para felicitarlo presentándose así: “Soy José  Alejandro del Divino Salvador Gallardo y Ochoa, de la rancia y decaída aristocracia Colimense.  Marqués de Puertas Cuatas, Conde de la Gloría, Duque de Huasango, Chumbano, Maruata, Estopila y Cuasilillo, Soberano Rey de Pascuales, por la gracia de Dios  y de Genoveva , madre de mis hijos que tanto trabaja para que yo me emborrache”.

 

Así fue como nació la leyenda del Mayor de Pascuales (como le llamaban en aquel entonces  al restaurante de LAS HAMACAS) lugar de reunión de la gente de buen gusto por el comer y gracias a la preferencia y buenos comentarios de nuestros clientes, el negocio fue creciendo paulatinamente hasta lograr justa fama local, nacional e internacional.

 

En 1978, falleció el Mayor.  Poco después de su fallecimiento, “LAS HAMACAS”  pasó a ser “LAS HAMACAS DEL MAYOR” en memoria a su persona.

 

A la fecha “LAS HAMACAS DEL MAYOR”  continua siendo El restaurante de mayor prestigio gracias a la ayuda de Dios, el apoyo de de mi esposo (+)  y a la sostenida solidaridad de mis hijos José Francisco, Enrique (+), Genoveva “Micha”, Vinicio, Patricia y Adriana.    

 

    

GENOVEVA RODRIGUEZ VDA. DE GALLARDO

FUNDADORA Y PROPIETARIA

Fotogalería: Inicio

La galería de imágenes está vacía.

Encuesta

¿COMO FUE TU EXPERIENCIA EN EL RESTAURANTE?

Excelente (55)
30%

Buena (8)
4%

Regular (7)
4%

Mala (112)
62%

Votos totales: 182